Museo Memoria y Tolerancia

Ayer estuve investigando sobre museos en el DF que tuvieran exposiciones interesantes y después de mucho investigar de pronto recordé que tenía tiempo queriendo ir al Museo Memoria y Tolerancia pues había escuchado comentarios buenos sobre él, así que me le alisté y salí hacia allá.

El museo te recibe con una exposición en donde al fondo se encuentran unas letras colgantes que dicen: México, las cuales tienen de fondo una pared que, al igual que las letras, algún día fueron blancas. Delante de esta pared hay una pistola de gotcha que envía un disparo de pintura naranja cada 20 tweets que se detectan que hablan de racismo, para ello, vigilan ciertos hashtags como #ereschacha, #cosasdenacos, etc.; obviamente y lo más triste es que la pared está completamente naranja.

Este museo cuenta con 5 pisos y el recorrido comienza desde arriba hacía abajo, tiene dos exposiciones permanentes, la primera es la de  Memoria y la segunda es la de Tolerancia, además mantiene una sala de exposiciones temporales, en esta ocasión hay una sobre graffitis. El museo cuenta con gran cantidad de videos, fotografías, textos cortos y llamativos y mapas interactivos; es decir, es un museo de última generación que, a mi gusto, está a la altura de cualquier museo del mundo.

En la parte de Memoria se tocan los temas de crímenes contra la humanidad como lo fueron el Holocausto (que abarca gran parte de la sala) y los genocidios habidos en la Ex Yugoslavia, Ruanda, Guatemala, Camboya y Darfur en Sudán.

Esta exposición de verdad que te mueve los sentimientos más profundos de tu ser, por medio de videos, fotografías, testimonios, etc., nos explican, en el caso del Holocausto,  con peras y manzanas desde qué es un judío, su religión y costumbres, hasta el inicio y final de la guerra.

Lo más conmovedor es el testimonio de algunos de los sobrevivientes a este genocidio refugiados en México, quienes narran como se escondían, la manera en la que eran atrapados, la forma en la que perdieron a sus seres queridos, los problemas morales que tuvieron, etc., cuentan de principio a fin cómo es que vivieron en carne propia este capítulo de sus vidas y que ha dejado huella en ellos para siempre.

Además, en el museo, está uno de los vagones utilizado para transportar a las personas hacia los campos de concentración y puedes subir a él.

A lo largo del recorrido también te muestran algunas pertenencias de las personas que estaban en los campos de concentración, los uniformes que les ponían, los números marcados en su piel y lo que la prensa mexicana reportaba en los periódicos, entre otras cosas.

Si esta parte de la historia te llama la atención y no has terminado de entender qué fue lo que pasó, los países aliados, las personas involucradas o simplemente quieres saber más, éste es el lugar que te aclarará todas estas dudas sobre el Holocausto, además se hace hincapié a crear conciencia y dejar la indiferencia de lado, pues nos dicen que Mantenerse indiferente ante la injusticia hace que la tierra quede fértil para que las semillas del odio y la violencia crezcan sin limites. Gracias a la indiferencia de un pueblo, millones de judíos murieron en manos nazis y otros más quedaron macados de por vida recordando cada noche aquella película de terror de la que fueron protagonistas.

El recorrido continua con los Genocidios que se han hecho en todas partes del mundo, a personas inocentes y que nadie hace nada por detenerlos, cuando el hundo se promete que “Ya no Más” en algún punto se les olvida que están cometiendo un crimen contra la humanidad, aunque para ellos sea totalmente “legal”.

Al final de esta primera parte hay una estructura en memoria de los niños asesinados en Genocidios.

En la segunda parte del museo, Tolerancia, trara de hacer conciencia en las personas en que, precisamente debemos ser tolerantes y humildes; la manera en la que todos debemos ser capaces de reconocer que lo que nos hace iguales es que todos somos diferentes y nos muestran también como es que los medios de comunicación juegan un papel crucial en esto, nos bombardean todo el tiempo con estilos de vida soñados y nos hacen creer que el ser elitistas está bien, la discriminación y la pobreza se ha vuelto tan parte de nuestra vida cotidiana que ya es normal, ya no le prestamos la atención que se debe, nos hemos vuelto fríos y poco humanitarios.

Esta parte es incluso más lúdica que la primera, está llena de vídeos, de música e incluso de dinámicas por parte de los guías.

La tercera parte del museo, como ya lo había comentado, está destinada a exposiciones temporales, esta vez la exposición es sobre los graffitis, nos explican qué son, cómo surgieron y testimonios de algunos graffiteros.

En verdad vale mucho la pena visitar este museo, se encuentra en la Plaza Juárez frente al Hemiciclo a Juárez en la Alameda, a un costado de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Tel: 5130 5555

Está abierto de martes a viernes de 9 a 6, sábados y domingos de 10 a 7 y los precios van de 49 a 65 pesos.

Aquí la página de internet: http://www.memoriaytolerancia.org

Por cierto, en la tienda del museo venden cosas muy bonitas, lleven dinero para que no se queden con las ganas!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s